Localidad: Burujón
Hectáreas: 255

Antecedentes
Los terrenos de ‘Dehesa de Torralba’ se encuentran pegados a la cola del embalse de Castrejón, en los parajes conocidos como ‘Las Barrancas’ y la ‘Cueva del Moro’.
El cultivo precedente al de la implantación de frondosas nobles por parte de Bosques Naturales era trigo duro en regadío. Otra parte de la superficie se dedicó en su día para cultivar maíz en regadío. Además, en secano, existen pequeñas superficies con almendros y olivar.

Características
Las texturas que más se repiten en el proceso de caracterización del suelo son texturas franco arcillo arenosa y arcillo arenosa. También hay parcelas con muestra arcillosa ligera y franco arenosa, con un contenido de limo excepcionalmente alto en comparación con el resto. Los porcentajes de arcilla son moderados en general.
De acuerdo con los análisis realizados, los terrenos estarían clasificados como básicos en relación a su pH.

Clima
Los datos utilizados para la caracterización del clima corresponden a las observaciones meteorológicas proporcionadas por la estación meteorológica de Buenavista (Toledo).
Temperatura media anual: 15,8°C
Precipitación: 339 mm/año

Cómo llegar
Tomando como origen la ciudad de Toledo, la finca Dehesa de Torralba está situada en el término municipal de Burujón (Toledo) y se accede a ella a través de un camino que parte a mano izquierda desde el punto kilométrico 22 de la carretera de Toledo en el sentido hacia la Puebla de Montalbán (CM-4000). Al inicio del camino hay tres carteles indicativos que señalan dirección a Dehesa de Torralba, Dehesa de Alita y Dehesa de Boadilla. El comienzo de dicho camino es asfaltado alrededor de 200 metros y el resto hasta llegar a la entrada de la finca es un camino de tierra de algo más de 3,5 kilómetros.