26 de abril de 2017. La conflictividad jurídica de la compañía ha venido aumentando en los últimos meses debido a las demandas de nulidad de los contratos recibidas basándose en la denominada Ley de Bienes Tangibles (Ley 43/2007, de 13 de diciembre, de protección de los consumidores en la contratación de bienes con oferta de restitución del precio).

Tras tener ya seis sentencias favorables en primera instancia al fin ha llegado la primera sentencia de la audiencia que confirma que dicha ley no les es de aplicación a nuestros contratos y por lo tanto no son nulos.

La condena desestima totalmente las pretensiones del cliente y le condena en costas.

Aunque estábamos convencidos de que los contratos no eran nulos, esta ratificación por la audiencia de lo sentenciado en primera instancia reduce las incertidumbres que teníamos, permitiéndonos un poco más de tranquilidad en nuestro objetivo de sacar adelante la compañía.

Poco a poco vamos aumentando nuestros ingresos de explotación y reduciendo el desfase con los gastos, cuyo grueso se destina al mantenimiento de las plantaciones, plantaciones que aún no generan ingresos.

El Plan de Mutualización de Resultados (PMR) sigue avanzando, si bien a un ritmo más lento de lo esperado, ya que mucho clientes se mantienen a la espera de tomar una decisión. Una vez reducidas las incertidumbres jurídicas ahora el objetivo es sacar adelante el PMR para eliminar las limitaciones que imponen los actuales contratos a la valorización de la madera y, en consecuencia,  asegurar la viabilidad de la empresa (Ver más en apartado PMR).

Finalmente, Bosques Naturales reitera a sus clientes y accionistas que está a su disposición para darles toda la información que necesiten.